Quien soy?

Mujer implicada y sensual

Soy Aida, una escort exótica de suave piel y gran culo, muy fogosa y sexual. Soy fuego y de espíritu libre de origen latino. Me considero una mujer aventurera, bohemia y que disfruta lo que hace.


Mis raíces son del amazonas donde he crecido en medio de la selva casi virgen, disfrutando de la natural belleza de la naturaleza. La selva es afrodisíaca y allí, el amor es precoz, la sexualidad es precoz y cuando pruebas la fruta prohibida, te vuelves adicta a ella. Mi feminidad floreció como una orquídea salvaje y bella, encima de los árboles más altos.

Entre tú y yo podremos crear nuestras únicas experiencias.

Como soy en la intimidad?

Desde lo tradicional hasta lo más bizarro

En la intimidad me encanta realizar desde lo más básico y tradicional hasta lo más bizarro. A mi lado te sentirás muy a gusto como si ya nos hubiesemos conocido antes, además soy una excelente compañera de viaje.

Estoy dispuesta a realizar nuevas experiencias, siempre dentro del margen del respeto y del mutuo acuerdo al que podamos llegar. Mi implicación sexual, máxima, te hará sentir acompañado por la mujer ardiente que siempre has deseado poseer.

En mí encontrarás una mujer educada, atrayente, de amplia sonrisa, decididamente entregada, se nota que me gusta lo que hago y eso tengo la ocasión de demostrarlo en cada una de mis citas.

Éstos son algunos de mis gustos especiales: Frances natural hasta el final, eyaculación facial, 69, griego, fetiches, club de intercambio, veladas, juegos de rol, fantasías, feminización, juguetes eróticos, lencería, masturbación, facesitting, footjob, tríos, lluvia dorada, ducha erótica, posturas...


Detalles físicos

Más detalles sobre mí

Edad

35 años

Medidas

90-65-100 (pecho natural)

Estatura

165 cm.

Origen

Bolivia

Peso

65 kg.

Cabello

negro

Ojos

marrones

Idiomas

castellano y portugués


Consiénteme

Los obsequios no son necesarios, pero si deseas hacerme llegar una de éstas tarjetas regalo para mostrarme aprecio o simplemente quieres consentirme, estaré feliz de aceptarlo.