Mi Primer Squirting

Me pongo de pie y para mi sorpresa el piso estaba todo mojado y yo totalmente sorprendida...

La semana pasada recibí una llamada para concertar una cita al medio día, como en cualquier otra cita sigo mi ritual para ponerme algo guapa.

Carles llega puntual a la cita con una casco en la mano, al desvestirse pude ver su ropa interior muy distinta a lo que comúnmente suelen usar los chicos de su edad, de hecho me encanto mucho su ropa interior de diseño clásico.

Carles: eres ama?

Yo: Pues a veces ( Estoy en mi etapa frutilla y dulce)

Carles: Me gustaría comerte el coño

Yo: Me comerás el coño

Carles estaba de pie ya desnudo cuando me puse de rodillas y empecé a chuparle la polla, una polla perfecta y dura como una roca. Él se recuesta sobre la cama y le ato los tobillos con una cinta que va atada a la cama. Me parecía más un juego sexual el hecho de atarle los pies porque mi amante no parecía para nada un sumiso y lo poco del bdsm suave que he explorado lo prefiero dejar adormecido.

Me siento sobre su cara y empieza a comerme el coño de una manera como si estuviese hambriento, una delicia de sensaciones para mí.

Se quita las riendas de los tobillos y empieza a follarme a cuatro patas, me gira el cuerpo y hacemos la pose del misionero que por cierto me lastimo un poco por lo grande y dura que estaba su miembro viril, una mezcla de sensaciones de placer y un pequeño dolorcillo.

Al levantarse de la cama me señala con el dedo el piso:

Carles: Ponte allí

Yo: ok ( por un segundo me pareció que pediría algo raro)

Me pondo de cuclillas con la espalda apoyada a la cama, él se agacha y empieza a besarme metiendo un par de dedos en mi vagina y luego empieza a realizar movimientos acelerados como si me estuviese follando mientras empiezo a gemir y a notar su polla muy dura, a veces parecía que fuese a explotar, mientras yo empiezo a perderme en sensaciones explosivas de placer hasta llegar a un orgasmo, desacelera los movimientos y su mano estaba totalmente mojada

Carles: Te has corrido?

Yo: si me he corrido.

Me pongo de pie y para mi sorpresa el piso estaba todo mojado y yo totalmente sorprendida, jamás hubiese imaginado que yo tendría un squirting, lo había visto en vídeos pero pensaba que eso eran falsos vídeos o que pocas mujeres podrían llegar a ello.

Carles: haber dicho que haces squirting

Yo: no lo hago, es la primera vez que me sucede

Carles: ahora puedes poner en tu anuncio que lo haces

Yo: no, porque no sé si podrán hacer lo que tu acabas de provocar. Donde has aprendido a provocar el squirting?

Carles: leyendo (risas), a mis dos ex también se lo hacia, luego ellas solas se los provocaban. Al principio talvez cueste, ahora te será mas fácil provocártelo, intenta hacerlo tú sola.

La verdad es que me habían metido los dedos en varias ocasiones pero lo único que lograron fue lastimarme y terminaba pidiendo que lo hagan mas suave. Así que la semana pasada fue con Carles con quien tuve mi primer squirting y ha sido una experiencia única y excitante. Inolvidable y mucho mejor que cuando perdí la virginidad.

Era su turno, así que se recuesta en la cama y empiezo a cabalgarlo y oigo sus gemidos que denotan que se ha corrido.

Carles ya estaba vestido y listo para irse cuando me pregunta:

Carles: quieres que lo vuelva hacer

Yo: sí, me encantaría

Vuelve a tocarme y vuelvo a correrme dos veces más dejando mojado el piso, veo su pantalón a la altura de la polla y se notaba la situación "nuevamente dura" sin embargo él no se desvistió y nos despedimos cordialmente.