El Poder de Nuestras Bocas

El poder de tu boca llena de veneno emitiendo sonidos llenos de desprecio, el poder de mi boca con tu erecto orgullo dentro mío y tu a punto de perderlo y no lo sabes...

Mis labios, tus labios, tu boca, mí boca tienen ese poder, lo has notado?

Tu erecto orgullo en mis labios, en ese justo momento donde te vuelves tan frágil y débil como una cucaracha bajo la planta de un zapato apunto de ser aplastado, solamente a punto de ello.

Viene a contarme historias de la puta de su pueblo, ooooh por dios que vergüenza la pobrecilla ya todo el pueblo lo sabe y eso vienes a contarme, miserable? Tienes pena de mi? Acaso no has notado que estas con una puta y encima me has pagado? Que estas escupiendo para arriba y el gargajo te está cayendo justo en la cara hombrecillo, no no lo vez? claro que no.

Tú tienes que pagar porque si yo te viera por la calle ni me entero de tu existencia. Hay amantes a los he visto por la calle y si me los follo gratis. Es tan delicioso el sexo con ellos pero contigo no, descerebrado.

La puta podría dar un mordisco en tu diminuta polla que se esconde bajo ese universo de barriga cervecera y tripas que deben estar atascadas de mucha mierda igual que tú. Sí, si podría quitarte esa tripita dura arriba de los huevos de un solo mordisco y se enteraría la finca, mis vecinos del barrio, la prensa, tu familia, tus hijos, tu esposa, tus vecinos, los niños que juegan en verano en la piscina de tu urbanización y el mundo entero y quien sabe el universo. Entonces la tía que juzgas por ser puta quedaría pequeña y ya no verías tan grande tu sentimiento de cotilla hacia la vida ajena.

El poder de tu boca mal hablando, destruyendo... amargado como tú, feo como tú. Tu boca emitiendo sonidos que van destruyendo moralmente a tu ex vecina esa que dejó el pueblo por ser puta. Ni siquiera has pensado en que si es feliz igual que yo chupando pollas, dignamente pollas bonitas deliciosas, algunas jugosas muy duras y otras no tanto, no feas como la tuya, no, ni siquiera te has parado a pensar porque lo hubieses mencionado.

Poca gente comenta lo bueno, porque tenéis que enfocaros en lo malo? No has pensado que talvez le guste tener orgasmos luciendo lencería, seguro que se ha corrido varias veces. Muchas de mis colegas lo dicen y yo también confirmo que me he corrido más veces con amantes de pago que con tíos de citas de tinder.

Dejo de viajar en mis pensamientos y aterrizó en mi cuerpo desnudo que está justo en la cama al lado de mi putero, lo miro a los ojos y lanzo una carcajada cómo las del joker pero sin mirada de tristeza, esa mirada que le decía: pero qué imbécil eres me parto de la risa de tu cara de albóndiga desabrida jajaja, pero el pobrecillo pensaba que yo reía de un mal chiste que ni recuerdo cual era.

Se va!... y ni bien atraviesa esa línea imaginaria que separa mi mundo del suyo, cierro la puerta y me tiro a la cama relajada, cojo el móvil lo guardo con el nombre de imbécil y lo busco en el WhatsApp para cerciorarme de que tiene uno y si, si lo tenía y lo bloqueo de todos los sitios habidos y por haber.

Ya sabéis que en el trabajo hay momentos buenos, malos, raros, extraños...

En fin yo que sé.